Cursos y Masters de Escuela de Formación Abierta para el Deporte Cursos y Masters de EANE Escuela Abierta de Negocios Cursos y Masters de CODIS Cursos y Masters de CEM Canarias Cursos y Masters de Formatic Barna Cursos y Masters de Master-D Cursos y Masters de Centro de Estudios Aeronáuticos S.L Cursos y Masters de IEB Instituto de Estudios Bursátiles Cursos y Masters de Escuela de Diseño y Moda ISA Cursos y Masters de ESAH Estudios Superiores Abiertos de Hostelería

E-learning en la enseñanza superior, las TIC en las Universidades Europeas

Fecha 07/08/2004  | Fuente: http://www.elearningeuropa.infoFuente de la noticia  | Autor: Elearning EuropaContactar con el autor
E-learning en la enseñanza superior, las TIC en las Universidades Europeas (07/08/2004) Modelos virtuales de las universidades europeas

Un estudio reciente analiza el uso actual y potencial de las TIC en las universidades europeas. Sus conclusiones trazan una panorámica muy completa de los logros y limitaciones de nuestras instituciones de enseñanza superior.

Este artículo resume las principales conclusiones del estudio Virtual Models of European Universities (Modelos virtuales de las universidades europeas). El texto presenta algunos de los principales temas que se van a debatir en nuestro actual foro sobre dicha cuestión.

Entre en el foro Chance or Necessity? Universities Towards e-Learning (¿Azar o necesidad? Las universidades de cara al e-learning)

El estudio Virtual Models of European Universities ha sido realizado por la asesoría danesa Rambøll Management para la Comisión Europa, DG Educación y Cultura, en los años 2002 y 2003. El objetivo del mismo era analizar el uso actual y potencial de las TIC con finalidades docentes y organizativas por parte de las universidades europeas. El siguiente texto es una adaptación libre de las conclusiones de dicho trabajo.

Cuatro grupos de universidades

Las respuestas dadas por las más de 200 universidades europeas que respondieron a la encuesta dieron lugar a la división en cuatro grupos de universidades en lo que se refiere al uso actual de las TIC en el marco organizativo y docente:

1. Las universidades punteras (18%), que se distinguen por su superioridad en todos los sentidos, incluido su nivel de cooperación con otras universidades e instituciones educativas.

2. Las universidades centradas en la cooperación (33%), que se caracterizan por su gran implicación en la cooperación estratégica con universidades locales y extranjeras, así como con otras instituciones educativas. Al igual que las punteras, han avanzado mucho en cuanto a la integración de las TIC en la docencia desarrollada en el campus, pero presentan un uso mucho más limitado de cursos de e-learning y de servicios digitales.

3. Las universidades autosuficientes constituyen el grupo más numeroso, ya que incluye al 36%. Su nivel de integración de las TIC en el marco organizativo y educativo es parecido al de las universidades del grupo anterior, pero su grado de implicación en la cooperación estratégica con otras universidades o instituciones educativas es mínimo.

4. Las universidades escépticas (15%) van a la zaga de las demás en casi todos los aspectos. Se caracterizan por un uso limitado de servicios digitales, una escasa integración de las TIC en la docencia desarrollada en el campus y una proporción muy baja de cursos de e-learning

España y el Reino Unido cuentan con la proporción más elevada de universidades del grupo 1 (el 22% y el 19% respectivamente). El grupo 2 se halla representado en todos los países, pero en Suecia y Alemania se registra la proporción más elevada (18% en cada caso). El 36% de las universidades del grupo 3 pertenecen al Reino Unido, mientras que las del grupo 4 se encuentran principalmente en Italia y Alemania.

Ya se dispone del fundamento básico para el uso de las TIC

El estudio ha puesto de manifiesto que en todas las universidades casi todo el mundo puede acceder a un ordenador, a Internet y dispone de cuentas de correo electrónico. En otras palabras, en principio ya se dispone del fundamento básico para el uso de las TIC. Nueve de cada diez universidades europeas cuentan con intranets que ofrecen información, aunque sólo cinco de cada diez ofrecen servicios digitales interactivos.

De cara al futuro, el principal objetivo en el campo organizativo será mejorar en un plazo de dos años su infraestructura tecnológica. Casi todas las universidades prevén disponer de una intranet dentro de uno o dos años, y la gran mayoría de ellas han elaborado planes para ofrecer servicios digitales, como la inscripción en línea para cursos y exámenes.

El equipo directivo debería desarrollar una estrategia para las TIC

La existencia de una estrategia par las TIC constituye un motor de gran importancia para el proceso de desarrollo de estas tecnologías. En este sentido, el hecho de que el equipo directivo de las universidades no dé prioridad ni un apoyo visible a la integración de las TIC y al e-learning es un obstáculo crucial en muchas universidades de la UE. El estudio indicaba que ello se debe en parte a que, desde una perspectiva histórica, la gestión de las universidades no se ha interesado por las TIC y el e-learning, puesto que no consideraba que esta área de actividades fuera fundamental. En los próximos años, la integración de las TIC y el e-learning tenderá a evolucionar: dejarán de consistir en iniciativas experimentales basadas en proyectos para convertirse en elementos consolidados del funcionamiento normal de todas las actividades universitarias.

El estudio ilustraba que los proyectos piloto y experimentales constituyen un impulso clave para el proceso de desarrollo. Pero concluía que la mayoría de universidades aún afrontan un serio desafío a la hora de incorporar y afianzar, en el conjunto de sus estrategias y actividades, las experiencias y resultados obtenidos a partir de los proyectos de desarrollo. Una vez más se hacía hincapié en la necesidad de que el equipo directivo se implique en el tema y le dé prioridad.

El estudio consideraba que la escasez de recursos financieros era una importante barrera para progresar hacia un uso generalizado de las TIC y el e-learning. No obstante, también demostraba que dicha falta de financiación se suele producir porque el equipo directivo de la universidad no considera una prioridad la integración de las TIC.

Falta de una estructura global de apoyo para el e-learning

El estudio demostraba con toda claridad que una unidad de TIC y una estructura de apoyo eficaces impulsan la integración de las TIC y el e-learning, y constituyen a su vez una condición previa para el éxito en el uso de la dichas tecnologías. Sin embargo, las actuales estructuras organizativas universitarias parecen, por lo general, impedir la integración de las TIC y el e-learning en muchas universidades de la UE. Ello se debe a la gran fragmentación que caracteriza la práctica docente de muchas universidades, las cuales carecen de una estructura global de apoyo para una enseñanza basada en las TIC. Son de gran importancia unas unidades centrales que ofrezcan apoyo y orientación profesional. En el futuro las TIC no se limitarán a ser proyectos individuales ni fragmentos de una organización, sino que se incorporarán a todas sus actividades, por lo que la unidad de TIC tendrá una significativa importancia estratégica.

Por otra parte, muchos estudiantes necesitan todavía un refuerzo y cursos básicos en materia de TIC. La mayoría de universidades han asumido esta labor. En el 77% de los centros universitarios que han participado en la encuesta se ofrece a todos los profesores o a la mayor parte de ellos una ayuda técnica para integrar las TIC en la docencia. No obstante, al parecer aún queda un largo camino por recorrer para que dichos cursos y los mecanismos de apoyo se conviertan en un aspecto esencial e integrado en la vida universitaria normal.

Hay que crear incentivos

Se ha comprobado que el impulso aportado por la experiencia personal y el entusiasmo de los pioneros es esencial. Sin embargo, la estructura organizativa y el equipo directivo deben alentar el trabajo de dichos pioneros. El estudio concluía que las compensaciones obtenidas por afrontar el desafío de la integración de las TIC en la docencia no están a la altura de la dedicación e interés requeridos para ello. Incentivos como tiempo suplementario o gratificaciones extraordinarias son un recurso raramente utilizado por la dirección para promover la integración de las TIC. En los próximos años hay que introducir unos incentivos para facultades, institutos y profesores, con el fin de promover un mayor desarrollo de las TIC. Tal medida se podría justificar a partir del reconocimiento de las ventajas que se obtienen gracias a la integración de las TIC, y de la disponibilidad de más tiempo por parte de los profesores para preparar el material de los cursos

El uso de las TIC para rediseñar la educación está en sus inicios

El estudio puso claramente de manifiesto que en los últimos dos años ha aumentado en gran medida el nivel general de integración de las TIC en la docencia entre las universidades de la UE. No obstante, muchas universidades se hallan aún en esa fase en la que el uso de las TIC consiste en tratar al ordenador como si fuera una máquina de escribir sofisticada y como un medio para facilitar la educación tradicional a través de la pedagogía y didáctica tradicionales en la presente situación educativa, es decir, a través del uso de programas de presentación, bases de datos y módulos de simulación. Son minoría las universidades que han alcanzado ya la fase en la que se usan las TIC como un instrumento para rediseñar programas educativos, contenidos y currículos a partir de nuevos planteamientos didácticos.

En los próximos años se incrementará en gran medida la oferta de e-learning

La mayor parte de universidades ofrecen algunos cursos e-learning. Sin embargo, por lo que se refiere a las principales materias, no parece que el e-learning sea el método preferido para impartir la docencia en la formación académica básica ni en la suplementaria. El estudio indicaba que se preveía un gran aumento de cursos impartidos en formato e-learning, ya que el 65% de universidades afirman que ésta será una de sus principales prioridades en los próximos dos años.

El estudio también indicaba que, en opinión de las universidades, el e-learning es muy recomendable para los alumnos de licenciatura y posgrado, y se debe diseñar cuidadosamente a la medida del grupo concreto a que vaya dirigido.

Falta de sistemas para asegurar la calidad

Se considera un gran desafío el mecanismo para asegurar la calidad de los cursos de e-learning, y sólo un pequeño número de universidades han desarrollado ya sistemas globales para garantizar la calidad pensados para los cursos de e-learning.

Cuatro obstáculos principales

El estudio demostró que son cuatro los principales obstáculos y desafíos que afrontan las universidades en el proceso de avance hacia un uso generalizado de las TIC y el e-learning:

1. De la iniciativa individual a la cultura universitaria. Para la mayoría de universidades uno de los principales desafíos es apartar las TIC del ámbito de las iniciativas individuales para convertirlas en un componente de la docencia mayoritaria. El impedimento para ello consiste en la falta de una perspectiva de gestión coherente y global en cuanto a la integración de las TIC, combinada con un cierto grado de resistencia al cambio dentro de la cultura universitaria.

2. Falta de conocimientos. La mayoría del profesorado carece de conocimientos sobre el potencial de las TIC y los nuevos modos de usarlas.

3. Escasez de recursos en materia de TIC. El estudio puso al descubierto la escasez de materiales de alta calidad para la docencia basada en las TIC, lo que es una consecuencia natural de un estadio de desarrollo por lo general aún inmaduro. Pero, dado que tanto la dirección como el profesorado necesitan una base para empezar a desarrollar sus propios materiales, se trata de un importante obstáculo para poner en marcha el proceso. Además, la elaboración de materiales basados en las TIC y de contenidos para el e-learning resulta muy cara. De ahí que se precisen mayores incentivos para emprender la creación de esos materiales, así como iniciativas nacionales o regionales para fomentarla, y una cooperación que permita repartir los costes.

4. Habría que definir unas normas. Es probable que lleguen a Europa las tendencias estadounidenses, con la producción en serie de materiales educativos y la industrialización gradual del proceso. A este respecto, se deberían mejorar las normativas referentes a los derechos de propiedad intelectual y a los sistemas de pago con el fin de incrementar las posibilidades de compartir y reutilizar los recursos educativos. Ello pondrá en tela de juicio los valores tradicionales sobre la libertad académica y sobre la docencia basada en las investigaciones individuales del profesorado

Algunas recomendaciones

El estudio formula un buen número de recomendaciones útiles para el ámbito europeo, nacional y universitario. Entre ellas, el informe subraya que para el futuro del e-learning es crucial el desarrollo de sistemas para asegurar la calidad, así como unos materiales educativos de alta calidad basados en las TIC y estándares de metadatos. También hay que regular los derechos de propiedad intelectual y los sistemas de pago, con el fin de incrementar las posibilidades de compartir y reutilizar los recursos educativos.

El desarrollo de unas estrategias claras en materia de TIC y la implicación de los directivos, así como la creación de sistemas de cooperación eficaces o el desarrollo de modelos de negocio, constituyen también algunas de las más importantes recomendaciones mencionadas en este estudio.
lecturas 5531 lecturas