Cursos y Masters de Euroinnova Formación Cursos y Masters de Inieco Cursos y Masters de Ostelea Cursos y Masters de Edisur Cursos y Masters de BTC Universidad de Vic Cursos y Masters de Aulacat Cursos y Masters de INTEFOR Cursos y Masters de Isefi Cursos y Masters de Centro de Estudios CODESA Cursos y Masters de CENTRO TECNICO EUROPEO

e-Learning, una metodología de formación en claro crecimiento

Fecha 16/07/2004  | Fuente: http://www.elearninamericalatina.comFuente de la noticia  | Autor: Joaquín AzcueContactar con el autor
e-Learning, una metodología de formación en claro crecimiento (16/07/2004) Las perspectivas del e-learning son promisorias, pero el camino a recorrer no está sembrado precisamente de rosas. El gerente del área de consultoría de Educaterra analiza presente y futuro de una metodología educativa en ascenso.

Poco antes de la estrepitosa explosión de lo que ya todo el mundo califica como la burbuja de Internet, IDC, prestigiosa empresa americana de análisis de mercado, decía que el e-learning sería la próxima "killer aplication" de Internet. Es evidente que el mismo concepto de "killer aplication" en Internet ya no tiene sentido, tras la magnitud de la caída en bolsa de este tipo de negocios.

Ahora bien, tras un segundo análisis menos triunfalista pero de mayor profundidad, las conclusiones que se obtienen para el caso del e-learning son claramente alentadoras y es que, en un entorno de recesión de los negocios de Internet, es una de las pocas aplicaciones que han mantenido un crecimiento más o menos sostenido.

Este artículo pretende explorar las razones por las que el e-learning es una metodología con un futuro prometedor y los obstáculos que se encuentran en este camino, que no siempre es de rosas.

En primer lugar definir que es el e-learning. Tal como se entiende hoy, e-learning es una metodología formativa que utiliza la red Internet como canal de comunicación, con el fin de facilitar el acceso a los alumnos, eliminando la necesidad de desplazamientos y pulverizando las barreras geográficas. De esta forma, cualquier institución educativa, puede ofrecer servicios formativos a sus alumnos, allá donde se encuentren, en cualquier parte del mundo, de forma sencilla, ágil y eficaz, con el único requisito de que dispongan de una conexión a Internet..

Otra característica de esta metodología es la virtualización del proceso formativo, que permite a los alumnos adaptar las necesidades educativas a su realidad cotidiana, profesional y personal, de una forma hasta ahora desconocida, sin perjudicar con ello el valor pedagógico de la oferta formativa.

Esto es posible por varias razones.

1) La primera es la posibilidad de utilizar contenidos interactivos que permiten una eficacia didáctica que, en muchos casos, puede ser incluso superior a la obtenida en la formación tradicional.

2) La segunda razón es que permite una comunicación entre alumnos y profesores, y alumnos entre si, prácticamente ilimitada, a través de las herramientas colaborativas de internet: correo electrónico, chats, portales, foros de discusión, etc.

3) La tercera razón es la posibilidad de acceder a una gran cantidad de recursos formativos y fuentes de información diversas, que se configuran de forma modular, con el fin de permitir que el estudiante seleccione de forma más o menos autónoma su recorrido pedagógico, de acuerdo a sus intereses y necesidades personales, y en función de sus conocimientos. Además los contenidos y estrategia pedagógica, puede diseñarse de forma que permita al alumno estudiar a su propio ritmo y en el momento que estime más oportuno, de acuerdo a sus responsabilidades y quehaceres personales.

Un último aspecto diferencial que aporta Internet y que merece la pena destacar, es la posibilidad de mantener los contenidos educativos permanentemente actualizados, como consecuencia de una estrategia de servidores centralizados, a diferencia del modelo tradicional de educación a distancia, donde los alumnos recibían contenidos que, para su actualización, debían ser reenviados.

A todas estas ventajas hay que añadir que, en muchos casos y como consecuencia de las razones expuestas hasta ahora, los costes asociados a la formación se ven reducidos de forma notoria y esto es un aliciente fundamental que, por ejemplo en el ámbito empresarial, ha representado una de las motivaciones principales para que el grueso de las grandes empresas, haya incorporado esta metodología, como estrategia fundamental de sus procesos de formación interna.

Los costes se ven reducidos respecto al modelo de formación presencial, en tres aspectos fundamentales: costes asociados al desplazamiento de los alumnos, costes asociados al lucro cesante durante el periodo de formación y costes asociados a recursos asociados (aulas, profesores, etc.).

Hasta ahora hemos visto las ventajas del uso de esta metodología o canal educativo, a continuación veamos los riesgos y obstáculos que podemos encontrarnos.

El primero y obvio es la necesidad del alumno de disponer de un ordenador y conexión a Internet. Actualmente en España, se conectan a Internet aproximadamente un 25% de la población y este dato no es muy diferente al de otros países con nivel de desarrollo equivalente. Es evidente que a medida que aumente el número de internautas, aumentará en paralelo el uso de estrategias formativas e-learning.

El siguiente obstáculo para arrancar un proyecto de e-learning, es la necesidad de unas inversiones iniciales relativamente altas, fundamentalmente para el desarrollo de unos contenidos virtuales de calidad, que aporten suficiente valor pedagógico. En este sentido es importante que las instituciones educativas de toda índole tomen conciencia de las ventajas indudables de este canal educativo y potencien su uso, como parte de su estrategia de futuro, asumiendo el riesgo de estas inversiones.

Otro obstáculo con el que podemos encontrarnos es la resistencia natural al cambio. Esta metodología es nueva para la mayor parte de los alumnos y por tanto es importante educar progresivamente a la población en su uso. En este sentido es fundamental realizar un esfuerzo importante para garantizar que las primeras experiencias sean exitosas y no generen una percepción negativa y desalienten a futuro a aquellos que lo utilizan por primera vez.

Es curioso que algunos experimentos en que se probó que la adquisición de conocimientos había sido superior en el caso e-learning que en el tradicional, sin embargo los alumnos manifestaron haber aprendido más con el procedimiento tradicional. En cualquier caso, es imprescindible ser riguroso con el planteamiento pedagógico y didáctico de cualquier proyecto de e-learning, si queremos garantizar su éxito.

Por último es importante destacar que la infraestructura tecnológica de Internet tiene que mejorar mucho en los próximos años, ya que actualmente presenta carencias que pueden representar un obstáculo para los proyectos de e-learning. Esto no es una barrera insalvable, pero si es cierto que debemos tenerlo en cuenta, con el fin de diseñar una estrategia que se adecue a los medios disponibles y nos asegure el éxito del proyecto, sin sorpresas de última hora.

Como resumen de este artículo, podríamos decir que, las perspectivas del uso de Internet como canal formativo, son incuestionablemente positivas, pero que, en cualquier caso, el rigor y experiencia en los aspectos pedagógicos, es el factor fundamental de éxito de cualquier proyecto educativo, independientemente de la metodología utilizada.

Un buen ejemplo de esta dinámica es el caso del grupo empresarial Telefónica, que, a día de hoy dicta el 40% de su formación interna vía Internet, en todos los países en que opera. Los contenidos formativos son reutilizados por todas sus divisiones, a través de una plataforma tecnológica común y unos procedimientos estandarizados. Mediante esta estrategia, telefónica ha logrado homogeneizar sus procesos formativos y obtener unas ventajas operativas importantes.
lecturas 5478 lecturas